Cómo aspirar y eliminar el polen

¡Atchússssss! Con la llegada de la primavera el polen de las flores es el peor enemigo de las personas alérgicas. ¿Vives con una persona alérgica?, ¿te pasas el día estornudando por la calle y en casa?

El polen primaveral entra en nuestras casas al ventilar los cuartos, al abrir la puerta de la calle, o lo traemos nosotros mismos pegado en la ropa. Como se posa en el suelo, te recomendamos aspirar el suelo para eliminar el polen porque es la única manera de recogerlo. Barriendo el suelo o pasando una mopa, lo único que se consigue es remover todas las partículas y es más difícil eliminarlas.

Veamos cómo eliminar el polen de dentro de casa con el aspirador para que las personas alérgicas no sufran tantos episodios de malestar y estornudos.

 

polen-tigre

 

En primer lugar, te recomendamos aspirar regularmente el suelo para eliminar el polen, el polvo y otros alérgenos. Es la única manera de tenerlos a raya.

Si vives con una persona alérgica, o tú eres el alérgico, necesitas una aspiradora con bolsa, del cual no se escapa ni una pizca de polvo, ya que la propia bolsa actúa también como filtro para evitar que las partículas se escapen.

Para saber si es tu caso, o estás buscando información para comprar una aspiradora, te recomendamos que te fijes en la etiqueta energética de la aspiradora. En la parte inferior se menciona la reemisión de polvo que indica cómo está de limpio el aire que sale de la aspiradora.

polen-energia

 

Si, en cambio, estás buscando una aspiradora sin bolsa, elige un modelo con reemisión de polvo clase A. Por ejemplo, la aspiradora sin bolsa ProAnimal.

 

polen-aspiradora-proanimal

 

El modelo ProAnimal contiene filtro higiénico HEPA lavable, que es adecuado para personas que sufren alergia, y con el que se obtiene la clase A de reemisión de polvo.

Como la única forma de terminar con el polvo es hacer una limpieza exhaustiva, nuestros aspiradores están equipados con la tecnología SensorBagless, que, gracias a un sensor, detecta y avisa cuando la succión del aspirador no es la óptima y es necesario limpiar el filtro. ¡Además, la limpieza del filtro es automática!

De este modo, se mantiene la eficiencia energética durante toda su vida útil, y te aseguras de que realmente estás aspirando todo el polvo de una manera correcta.

 

 


Terroríficas recetas para Halloween

Cuenta la leyenda…. Que el espíritu de Jack deambula cada noche, calabaza en mano, condenado por el mismísimo diablo por su mal comportamiento en vida. Sin embargo, no es hasta la noche de Halloween cuando más fuerte se hace su presencia. Este granjero irlandés murió el 31 de octubre. Tras pactar su alma con el diablo, tuvo que regresar a la Tierra. Como el camino estaba oscuro, tomó un trozo de carbón y lo introdujo en una calabaza para alumbrarse.
Desde entonces, el espíritu de Jack no está solo durante la noche de Halloween… brujas, fantasmas, espíritus y demás criaturas hacen de la noche de difuntos la fecha más terrorífica del año… en la que todo puede suceder.

 

halloween-interior2

 

Esta costumbre multicultural, cuyo origen se encuentra en Irlanda, pero que ha ido adoptando tradiciones americanas, mexicanas e indias a lo largo de los años, nos lleva hasta una de esas noches “mágicas” del año. Niños y no tan niños, con sus más terroríficos disfraces, recorren las calles y las casas en busca de trucos, tratos y dulces.
Nosotros nos hemos puesto manos a la masa y hemos preparado unas terroríficas recetas para Halloween que sorprenderán a nuestros invitados. ¿Te atreves a probarlas?

 

halloween-interior

Fantasmas de merengue

Ingredientes:

  • 3 huevos frescos medianos
  • 200 grs. de azúcar glas o impalpable
  • 2 cucharaditas de jugo de limón
  • 50 grs. de chocolate negro
  • 1 bolsa de plástico

Elaboración:
Separa las claras de huevo y, con el robot de cocina, bátelas hasta que queden consistentes. Vierte un poquito de azúcar glas y sigue batiendo hasta que se disuelva. Después, añade el jugo de limón. Usando una manga pastelera, crea 30 fantasmas sobre papel para hornear.
Introdúcelos durante 1 hora en el horno, previamente precalentado, a 100ºC. Antes de sacarlos, déjalos enfriar dentro del horno con la puerta un poco entreabierta.
Derrite el chocolate al baño María y llena la bolsa de plástico. Corta una de las puntas (para crear una manga pastelera) y dibuja los ojos y la boca de los fantasmas.

¡Mmmm terroríficos… pero muy dulces!

 

Crema de calabaza

sopa-calabaza

 

Ingredientes:

  • 1 calabaza (500 grs. aprox. – 1 rodaja)
  • 1 papa (250 grs. aprox.)
  • 1 puerro
  • 2 zanahorias medianas
  • Leche o crema de leche
  • Aceite
  • Sal

 

 

 

Elaboración

Pela y corta a daditos la rodaja de calabaza, la papa, el puerro y la zanahoria. Cuece agua en una olla. Añade aceite de oliva (2 cucharadas) y una pizca de sal (media cucharadita). Después, es hora de introducir los ingredientes que previamente hemos troceado. Déjalos cocer, media hora, aproximadamente, a fuego medio.
A continuación, es el turno de la crema de leche. Añade dos cucharadas o, si prefieres cuidar la línea, dos cucharadas de leche. Tritura la mezcla con la batidora de mano. Éste es el resultado: una creama ligera y muy suave.
Por último, decórala con unas hojitas de perejil o con pimienta negra.

 

calabaza


Cómo interpretar las etiquetas de la ropa

Ese jersey tan suave, el vestido de seda que tanto te gusta, la camiseta que compraste en un viaje inolvidable… Todos tenemos una prenda sin la que no podríamos vivir y que guardamos en un lugar especial dentro de nuestro armario.
¿Qué pasaría si después de lavarla la encontrásemos desteñida o tres tallas más pequeña? ¡Que no cunda el pánico! Podemos impedirlo si leemos las etiquetas de las prendas. Nos facilitan toda la información sobre los cuidados y programas específicos de lavado, secado y planchado que necesitan.
etiquetascomo-leer2
Para conocer mejor las etiquetas de la ropa y evitar sorpresas desagradables, lee atentamente la siguiente clasificación de indicaciones que hemos preparado. También la puedes descargar y guardarla cerca de la lavadora, o en la heladera para consultar la tabla siempre que lo necesites.

 

 


Cita con un celíaco. Primer plato: sopa de verduras

Has invitado a comer a tu mejor amigo al que hace un par de meses le diagnosticaron la enfermedad celíaca. Al principio puede resultar un poco duro pero como verás es muy fácil elaborar una receta completa obviando el gluten. Es muy importante que el aceite sea nuevo, que no se haya utilizado en la elaboración de cualquier otro plato y que los recipientes estén totalmente limpios. Para el primer plato te proponemos una sopa de verduras ligera pero muy nutritiva. Otras recetas para el primer plato las puedes encontrar en la web de la Asociación Celíaca del Uruguay (ACELU).

Ingredientes:
◦ 1 puerro
◦ 1 nabo
◦ 2 zanahorias
◦ 2 papas
◦ 1 rama de apio
◦ 1 rama de puerro
◦ 1/2 cebolla
◦ 1 tomate
◦ 1 diente de ajo
◦ 3 cucharadas de aceite de oliva
◦ 1 cucharada de pimentón dulce y media cucharada de pimento picante (envasado)
◦ 2 litros de agua
◦ Sal, pimienta y perejil

Elaboración: Lavamos las verduras y las picamos en daditos, reservamos en un plato para más tarde. Laminamos el ajo y lo doramos en una olla con un poco de aceite, incorporamos el pimentón y lo revolvemos bien para evitar que se queme. Añadimos la cebolla y después de un minuto el resto de las verduras que habíamos cortado, vamos rehogando todo con una pizca de sal y de pimiento para luego incorporar el agua. Cubrimos el recipiente y lo llevamos lentamente a ebullición.

En 20 minutos más o menos estará lista la sopa. Como toque final, servir con un poco de perejil picado. Si quieres preparar una mayor cantidad de sopa y así tener para más días, te recomendamos que utilices la zona gigante de 32 cm de nuestras placas de inducción que te permiten cocinar tanto para 1 persona como para 10, gracias a la gran versatilidad de sus 3 diámetros. Además, te garantizamos una perfecta y homogénea distribución del calor.

¡Buen provecho!


Cómo cuidar tus prendas de punto

Durante el invierno querés usar tus prendas favoritas de punto, cómodas, suaves y perfectas para abrigarte. ¿La clave? Requieren unos cuidados especiales y no puedes limitarte a meterlas deprisa y corriendo en la lavadora. Por eso queremos darte algunos consejos para que se mantengan siempre como nuevos y te acompañen durante muchos inviernos.

Cómo lavarlas

En primer lugar, lee la etiqueta de la prenda. Esto te permitirá saber el tejido del que está compuesta, que puede ser fibras naturales como la lana o de un tejido sintético. En función de esto, tendrás que dar a la prenda distintos cuidados. Además, ten en cuenta que las fibras naturales suelen ser todavía más delicadas. En cualquier caso, en la propia etiqueta de la prenda encontrarás indicaciones sobre cómo lavarla, secarla y plancharla. Si es apta para lavadora, lo ideal es que selecciones el programa Lana o Delicado, en función de la composición del tejido. Estos programas tratan las prendas con más suavidad, utilizando un centrifugado más corto y, en el caso de la lana, ahuecándola para que no quede tan apelmazada. Si compruebas que la prenda no es apta para lavadora no tendrás más remedio que lavarla a mano. Sigue estos consejos para que quede como nueva:

1. Llena un balde con agua tibia, ni fría ni caliente, y no dejes correr el agua de la canilla sobre el tejido porque perderá el brillo.

2. Utiliza poca cantidad de detergente, y cuando decimos poco, es poco. Tu ropa no quedará más limpia aunque eches más, al contrario, es posible que queden marcas y el tacto no sea tan suave como te gustaría. Además, no olvides usar un detergente específico para prendas delicadas. Estos además suelen hacer mucha espuma, por lo que tienes que echar la cantidad justa que se indique en el envase.

3. No frotes ni retuerzas la prenda, basta con que remuevas el agua y la dejes en remojo unos 30 minutos. 4. Enjuágala con cuidado y, para escurrirla, apriétala contra el fondo del balde, pero no la retuerzas. Cómo secarlas Una vez más, tendrás que leer la etiqueta para averiguar si la prenda es apta para secadora. En caso afirmativo, sécala con un programa para ropa delicada o lana, o con el programa Secar con cesto, colocando la ropa en un cesto especial como este.

Cesta

Así quedará perfectamente doblada y no se estirará. Si no es apta para secadora, déjala secar en horizontal sobre una superficie lisa y a la sombra, ya que si la cuelgas o le pones pinzas sólo conseguirás deformarla. No pongas una toalla debajo de la prenda mojada porque, aunque absorbe la humedad, igualmente seguirá en contacto con el tejido. Lo mejor es dejar que se evapore.

Cómo plancharlas

Por lo general, las prendas de punto no necesitan plancha, más aún si las secas en la secadora con el cesto o las extiendes sobre una superficie. Aún así, si crees que la prenda necesita un repaso con la plancha, hazlo en caliente o con vapor, y coloca un paño entre el tejido y la plancha. Ten en cuenta también que la prenda debe estar seca o casi seca y del revés.


Trucos para secar bien la ropa en la secadora

Sabemos que en invierno es muy difícil que la ropa se seque. Sobre todo si vives en una zona en la que llueve y hay niebla la mayor parte de los días. En este caso, seguro que tienes en casa una secadora que te ayuda con la ropa. En Bosch tenemos la secadora más eficiente del mercado con la que puedes ahorrar más de 1.000 dólares anuales. El uso que les des también es importante y en Bosch queremos que saques el máximo partido a tu secadora siguiendo estos consejos y puedas secar bien la ropa en la secadora.

◦ Mezcla ropa grande con ropa pequeña, así conseguirás una buena distribución de la colada durante el proceso de secado. Por ejemplo, te recomendamos secar los calcetines de bebé con toallas.

◦ Para un secado uniforme, clasifica la ropa según el tipo de tejido y el programa de secado.

◦ Cierra las cremalleras, abrocha los botones y abotona las fundas. No te olvides de anudar los cinturones de tela, las cintas de los delantales. Usa una bolsa de lavado si es necesario. No tienes por qué comprar una, la puedes hacer tu mismo.

◦ No seques en exceso las prendas sintéticas. Hay riesgo de que aparezcan demasiadas arrugas.

◦ No planches las prendas inmediatamente después del secado. Es mejor doblarla durante unas horas porque así la humedad se reparte de manera uniforme.

◦ Ten en cuenta que las prendas de punto pueden encoger con el primer secado. No utilices el programa “Extra seco” de tu secadora.

◦ Selecciona el temporizador para prendas de varias capas como las chaquetas reversibles o las chaquetas con capucha que ya se hayan secado previamente, así como para prendas pequeñas sueltas.

¿Tienes algún otro truco? Si tienes dudas y no sabes qué ropa puedes poner en la secadora, y cuál no, descúbrelo aquí.