10 ideas para cocinar con niños en verano

cabecera-nota-cocina-con-niños

¿Cómo entretienes a los niños en verano? Si te gusta cocinar en familia, es el plan perfecto para distraerles y evitar que digan el tan temido: “¡Mamá, papá, me aburro!” Estimularás su creatividad, probarán nuevos sabores, pasarán tiempo de calidad todos juntos y las distintas técnicas de cocina como el amasado reforzarán su motricidad.

¿Se te han agotado las ideas?, ¿ya no sabes qué hacer con ellos? Prueba estas 10 ideas para cocinar con niños, que harán el verano mucho más divertido.

1. Hacer limonada. El exprimidor es un electrodoméstico fácil de utilizar con el que los niños pueden empezar a familiarizarse con el mundo de la cocina. Un plus es que así tomarán fruta, aunque ellos ni se lo imaginen. Te contamos una receta muy fácil de limonada casera y empieza a cocinar en familia.

Exprime 8 limones y mezcla su jugo en 2 litros de agua. Si prefieres tomarla con un toque dulce, te recomendamos añadir azúcar, sobre unos 130 gr. Déjala enfriar e hidrátate con una bebida de lo más refrescante.

heladros

 

 

2. Hacer helados.

¡Toda una tradición veraniega! Cada uno puede prepararlo del sabor que más le guste: de chocolate, de frutilla, de vainilla… Esta es la receta que seguimos para preparar helados caseros en Bosch. Te aseguramos que son un éxito y a los niños les gustará implicarse y superar pequeños retos en la cocina.

 

 

3. Hacer un picnic para disfrutar del tiempo libre. Todos juntos podrán preparar lo necesario para llevar en una canasta como distintos sándwiches de jamón york y queso, vegetales, con salmón y queso de untar. Una empanada, la tortilla de papa que nunca puede faltar; y unos snacks para picar entre horas. Este día es también un buen momento para que los niños aprendan a ir en bici sin ruedas, volar una cometa por primera vez o hacer una pequeña excursión por la montaña.

4. Hacer batidos de frutas para la merienda. Si a los más pequeños no les gusta la fruta, camuflada con leche, seguro que la toman. Aquellos niños más mayores, que ya tengan 6-8 años pueden ayudar licuando la fruta o colaborar batiendo la fruta troceada mezclada con la leche. Además, tienes muchos tipos de leche para elegir en función de sus gustos o de lo que mejor les sienta: de arroz, de avena, de almendras…

5. Hacer pizza para cenar con el robot de cocina como ayudante.

cortar-cebolla

6. Merendar con amigos. Los niños pueden colaborar preparando los jugos, poniendo la mesa, o haciendo los sándwiches. Nunca pueden faltar los de chocolate y jamón de york con queso.

7. Hacer galletas. Es una buena idea para repasar conocimientos matemáticos como las fracciones, las distintas cantidades, pesar los alimentos, etc.

8. Preparar el pan en casa. Amasar refuerza la motricidad de los más pequeños. Para terminar el amasado, deja que sea el robot de cocina el que se encargue.

9. Hacer mermelada. En esta época que tenemos frutillas, duraznos, ciruelas, cerezas y moras es una muy buena idea hacer mermelada casera para acompañar las tostadas de un desayuno sano y equilibrado. Cada tipo requiere una elaboración distinta, pero en todos los casos es conveniente lavar muy bien toda la fruta, pelarla y si es grande cortarla en trozos. Espolvorear el doble de azúcar que fruta y llevar a ebullición a fuego muy alto, para luego seleccionar la potencia más baja para que cueza suavemente removiendo de vez en cuando. Sabremos que está en su punto cuando adquiera una textura consistente pero a la vez no se quede pegada en la cuchara.

10. Decorar un bizcocho. Con estos consejos harás un bizcocho riquísimo de forma muy fácil. Y después viene lo más divertido: decorarlo. Podés utilizar chocolate, crema, merengue, virutas de colores, flores, chucherías…

Complementa estas actividades con rutas en bicicleta, visitas a museos, excursiones por la montaña, días en la playa y planes más caseros como pintar, dibujar y leer.